AMELIE 

 

  LOS PERSONAJES
       

 

AUDREY TAUTOU

Amélie Poulain

Una joven tímida que ama los pequeños placeres de la vida: hundir la mano en un saco de cereales o saltar de piedra en piedra en el Canal de San Martín. La noche del 13 de agosto de 1997 descubre su destino: enderezar la vida de los demás. ¿Pero quién va a enderezar la suya?

MATHIEU KASSOVITZ

Nino Quincampoix

Cajero a tiempo parcial en “Palace Vídeo, el Rey del Porno”, colecciona fotos de fotomatón y huellas en el hormigón. Los miércoles trabaja como fantasma en un parque de atracciones aullando para los pasajeros del Tren del Miedo.

RUFUS

Raphaël Poulain, el padre de Amélie

Amélie tiene seis años. El único contacto físico de Raphaël Poulain con su hija tiene lugar durante la revisión médica mensual. Emocionada por esta intimidad, la niña no puede impedir que su corazón lata a mil por hora. Su padre, alarmado, está convencido de que padece una anomalía cardiaca.... 

LORELLA CRAVOTTA

Amandine Fouet, la madre de Amélie

Una vez al año Amandine Fouet lleva a su hija a la catedral de Notre-Dame donde la niña enciende una vela para que el cielo le envíe un hermanito. Un año la intervención divina ocurre tres minutos después. Sin embargo, lo que cae del cielo no es un recién nacido sino una turista canadiense llamada Marguerite Bouchard que ha decidido acabar con su vida debido a un disgusto amoroso. Amandine Poulain muere en el acto.

CLAIRE MAURIER

Suzanne

Tras treinta años detrás de una barra ha aprendido todo lo que hay que saber sobre el amor a primera vista. Incluso es capaz de dar la receta: “coge a dos personas normales del sexo opuesto, haz que una encuentre a la otra irresistible y déjalas a fuego lento. Nunca falla”.

CLOTILDE MOLLET

Gina, la compañera de trabajo de Amélie

Su abuela era curandera. Lo que más le gusta es hacer crujir los huesos de sus clientes.

DOMINIQUE PINON

Joseph

Joseph es un celoso patológico que sólo disfruta con hacer estallar las burbujas de los envoltorios de plástico.

ISABELLE NANTY

Georgette

Es la estanquera hipocondríaca. Cuando no tiene jaqueca le molesta el nervio ciático. El óxido de carbono le hace toser tanto que siempre está a punto de rasgarse la pleura.

SERGE MERLIN

Raymond Dufayel

Es el hombre de cristal. Padece una enfermedad congénita que hace que sus huesos se rompan con la facilidad de un cristal. Como un simple apretón de manos le podría destrozar el metacarpo, no abandona su casa desde hace veinte años. Dedica su tiempo a reproducir un cuadro de Renoir. Pinta una reproducción al año desde hace veinte.

YOLANDE MOREAU

Madeleine Wallace, la portera

Madeleine Wallace es la portera del edificio donde vive Amélie. La expresión “llorar como una Magdalena”, además de su gusto por la bebida, indican claramente que está destinada a llorar...

JAMEL DEBBOUZE

Lucien 

A Amélie le gusta su delicado manejo de las endibias, como si fuesen pajaritos caídos del nido. Es la forma de expresar su aprecio por un trabajo bien hecho.

URBAIN CANCELLIER

Collignon, el tendero

Avaro y estúpido, le encanta humillar a los más débiles pero nadie se atreve a hacerle frente. “Es un buen apuntador callejero - como en el teatro -  que se oculta detrás de la ventana listo para dar una respuesta mordaz. Eso es lo que necesitan los tímidos para decir la última palabra”.

MICHEL ROBIN

El Viejo Collignon

Antes de ser tendero picaba los billetes en el metro. Últimamente se levanta en medio de la noche para picar las hojas de laurel. Hubiese preferido lilas pero así es la vida.

ARTHUS DE PENGUERN

Hipolito

Es un escritor fracasado que declara que los críticos literarios son simplemente cactus que viven de sus propias espinas y que moran entre buitres que se alimentan de sus propias plumas.

MAURICE BENICHON

Dominique Bretodeau, el hombre de las cajas

A Dominique Bretodeau le encanta el pollo asado. Tras quitarle los muslos, la pechuga y ambas alas, su mayor placer consiste en desnudar con sus dedos los huesos humeantes del ave.

CLAUDE PERRON

La stripper

Trabaja como stripper en “Palace Vídeo, el Rey del Porno”. Es muy directa: “¿Amélie? Bueno...  es de estatura mediana, ni enana ni jirafa. Normal. Guapa a su manera. Pero es difícil decir si es rubia o morena. En todo caso no es pelirroja. Aunque.......”

 

 

Si te Gustaria que hicieramos algún Especial de algun tema en concreto, ponte en contacto con nosotros